8 de septiembre de 2010

LAPIDADA




niña soy
niña de cuerpo
recién lavada

que no hieran mis pechos
lanzando piedras
en la casa escondida yo sólo amaba
que no rompan mis labios
lanzando piedras
en la casa escondida yo sólo amaba
no agrieten mis huesos
lanzando piedras
en la casa escondida yo sólo amaba

yo me entregaba
en la casa escondida
yo lo besaba

cuando sangren mis ojos
sobre las piedras
cuando sangren mis labios
sobre las piedras
cuando sangren mis pechos
sobre las piedras

cuando la última piedra rompa el hilillo de sangre que tanto amabas, dile a su dios que ya estoy muerta.

3 comentarios:

JOAKO dijo...

Muy explicita. La ejecución se ha suspendido, pero no así la ley que la propicia, al final el volumen de "sarias" colapsará la capacidad de A.I. para hacer campañas, o lo que es peor, en occidente nos acostumbraremos a estas campañas y no les prestaremos la debida atención. Y por último una reflexión, y una adivinanza, ¿existe un pais que deja que elijas entre incluir en tu torrente sanguineo varias sustancias simultaneamente que son incompatibles con el buen funcionamiento del organismo y que te penetre en el cuerpo uno o varios objetos de plomo o metales similares que producen traumas y lesiones aleatorias incompatibles con el buen funcionamiento del organismo? Es un pais grande y solo permite esta elección en uno de sus territorios...

MR. MC.DONALD dijo...

WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...hoy hablamos de los mtv

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

María dijo...

No me extraña en absoluto, la emoción de tus lectores con esta entrada, emoción o impresión que es más tirando a eso lo que me ha producido a mi querido JOAQUÍN.

Las fotografías estremecedoras, tu poema, entre tremendamente tierno y tremendamente triste.

Pero ¡¡qué cafres, Sr!!

Un beso JOAQUÍN

Subo a sufrir otro poquito arriba:-)