20 de marzo de 2010

UN POEMA CADA DIA

Y cuando sea piedra
Quisiera que mi sexo
Fuera esencia enamorada
Que vuele
Con nombre y apellidos
Por las tardes amplias de lo eterno
Que nadie pregunte
Quién fue
Qué dijo
Sino qué aroma de frescura
Y qué inocencia

3 comentarios:

José Antonio dijo...

Saludos Juaquín. Creo que Quevedo anda por ahí.

Gracias por pasar a mi blog

alvaro Locx dijo...

Gracias por tu visita Joaco, me muy grato el comentario.

Un abrazo y excelente texto.

María dijo...

Supongo que a todas nos encantaría, que alguien nos recordara como un aroma de frescura e inocencia...
Precioso, Joaquín.


Muchos besos.